Que el alumno adquiera todos los conocimientos, capacidades, habilidades y destrezas para traducir de una lengua de partida a otra de llegada con plena comprensión del contexto cultural, social, técnico y científico; para esto, los futuros traductores deberán poseer un dominio excelente de los idiomas que empleen, el cual comprenderá un conocimiento profundo de los aspectos gramaticales, discursivos, formales y funcionales.