Para mediados del siglo XX, las universidades que ofrecían los estudios de interpretación y de traducción a nivel superior eran relativamente pocas.

En nuestro país, la institución pionera en la formación de intérpretes y traductores es el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores (ISIT), que abrió sus puertas en 1980 gracias a la visión de sus fundadores. 


El ISIT inició con los programas de Licenciatura en Interpretación y de Licenciatura en Traducción con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios, otorgados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y ha seguido creciendo académicamente.

La Licenciatura en Idiomas se abrió en el 2000; además, se han abierto tres posgrados: las especialidades en Derecho Comparado, en Terminología y en Estudios Diplomáticos. Todo ello hace del ISIT un instituto superior de primer orden, con reconocimiento nacional e internacional, que ha firmado convenios y estrechado relaciones académicas con varias universidades nacionales y extranjeras, con algunas de las cuales tiene programas de intercambio.

El objetivo principal del ISIT es preparar a sus alumnos para que egresen con el nivel más alto de conocimientos y el máximo dominio de las técnicas necesarias para su desempeño profesional en la interpretación, la traducción, los idiomas, la terminología y la diplomacia.

El enfoque central en cuanto a los idiomas que se estudian se concentra en el dominio profundo del español, del inglés y del francés, como las principales lenguas del continente, además del portugués o el italiano como lenguas optativas, todas ellas en su contexto cultural.